Hartung: La abstracción lírica.

Hartung: "Pintura sobre lienzo". 180 por 111 cm.

Hartung: “Pintura sobre lienzo”. 180 por 111 cm.

Hans Hartung nació en Leipzig en 1904 y murió en Antibes en 1989. Tuvo una vida larga y fecunda marcada por la guerra y el nazismo como todos los artistas de su generación. Fue un miembro eminente de la llamada Escuela de París, pionero del expresionismo abstracto y exponente y creador de la abstracción lírica. Pocos pintores han tenido como él un reconocimiento en vida tan grande y merecido: en el año 1945 se le otorga la Cruz de Guerra y la Medalla Militar por el gobierno francés; en 1952 es nombrado Caballero de la Legión de Honor; en 1956 se le otorga el Premio Guggenheim y es nombrado Miembro de la Academia de Bellas Artes de Berlín; en 1960 se le otorga el Grand Premio Internacional de Pintura de la Bienal de Venecia; en 1964 la gran Cruz de la Orden del Mérito de la República de Alemania; en 1967 el Premio de Honor la VII Bienal de grabado de Ljubljana; en 1970 el Gran Premio de Bellas Artes de la ciudad de París… y otras distinciones como miembro de distintas Academias de Bellas Artes en distintas ciudades de todo el mundo.

Enumerar todos los datos de su biografía sería muy prolijo, datos que, por otra parte, están al alcance de cualquiera. En lo que sí quiero incidir es en el hecho de que se crió en un ambiente familiar donde la pasión por la música y la pintura era compartida por todos sus miembros, lo que, unido a la desahogada situación financiera familiar, le permitió estudiar Historia del Arte y Bellas Artes en su ciudad natal y en Dresde. De niño le atraía la astronomía y la fotografía, las cuales le acompañarían e influirían en su creación posterior. Siendo estudiante en la Universidad, acude a una conferencia de Kandinsky; es su primer contacto con la abstracción, aunque puramente teórico. Es entonces cuando uno de sus profesores le aconseja estudiar en la Bauhaus, pero él opta por seguir sus estudios en Dresde. En esta ciudad, en La Exposición Internacional, descubre la pintura moderna de fuera de Alemania: impresionismo, fauvismo, cubismo… Sus viajes por Francia  e Italia le hacen confrontar la estética de Cézanne y Van Gogh. Expone por primera vez en Dresde y en Berlín, y con su mujer Anna  Eva Bergman en Oslo. Ante el crecimiento del nazismo abandona Alemania. Se cierra una etapa.

En 1932 se instalan en Menorca, en el litoral norte de la isla, en la cala Tirán, cerca del puerto de pescadores de Fornells, donde se construyen una casita diseñada por Anna Eva.  Es allí, en la soledad buscada, donde Hartung inicia su propio camino. La belleza incuestionable de la isla, el mar, el cielo limpio lleno de estrellas, que inspiró siempre a su después amigo Miró, le embarcan hacia su propia constelación. Su pintura se vuelve más instintiva: el frustrado astrónomo debió sentir toda la fuerza cósmica que la isla procura.

Entre tanto sus bienes son confiscados en Alemania. Regresa a París y desde allí parte para Estocolmo con el ánimo de volver a Alemania; en Berlín tiene que escapar de la policía nazi. Vuelve a París y crea su taller en el 19 de la rue Daguerre. Entabla amistad con Goetz, Kandinsky, Miró, Calder, Mondrian. Desde 1935 hasta el mismo año en que estalla la guerra, expone todos los años en el Salon des Suridépendents. Entre 1934 y 1938 pinta una serie de telas denominadas taches d’encre (manchas de tinta).  En 1937 expone en la Internacional  que organiza Zervos en el Museo Jeu de Paume donde conoce al escultor Julio González cuyas esculturas le impresionan enormemente. En los años posteriores su situación es precaria y trabaja en el taller de González; expone con su hija Roberta y se casa con ella -su anterior pareja le había abandonado- y es movilizado en la Legión Extranjera. Tras la derrota, regresa a la Francia no ocupada y vive con la familia González en el departamento del Lot. Tras la muerte de González y la ocupación de toda Francia, huye a España donde es hecho prisionero e internado en las prisiones de Figueres y de Girona, y en el campo de Miranda del Ebro; liberado, se vuelve a enrolar en la Legión extranjera; es herido y se le amputa una pierna. En 1945 vuelve a Paris donde el gobierno le concede la nacionalidad francesa y lo condecora. A partir de ahí participa en las exposiciones internacionales más prestigiadas: Bienal de Venecia, Documenta de Kassel, en Sao Paulo, en Tokio, en Lausana, en Estados Unidos, en Canadá, en Osaka,  en la Fundación Maeght…

En 1961 se inicia un nuevo periodo en su pintura: los rascados sobre la superficie fresca, nuevo experimento en lo que los pintores llamamos “la cocina” de cada cual. En el año 1964 la fotografía retoma con fuerza su lugar, propiciado por los innumerables viajes que realiza por todo el mundo. En 1966, abandonando el grafismo casi en su totalidad, aparecen las grandes manchas oscuras, generalmente en telas de gran formato. A Hartung le debe la pintura actual toda la fuerza del expresionismo abstracto, la poesía, el gestualismo inconsciente, la rapidez de la ejecución, aparte de la ya mencionada “cocina” donde él experimentó con la genialidad del que abre caminos antes inexplorados. Su obra reverenciada en todo el mundo es, no un referente, sino “el referente” del expresionismo abstracto.

Por si no se nota, les diré que me entusiasma su pintura, aunque en estos casos los adjetivos se quedan cortos. A  él acudo cuando necesito, en el estudio, oxígeno para seguir pintando.

8 pensamientos en “Hartung: La abstracción lírica.

  1. No lo conocía. Me gusta la pintura que figura en esta entrada. Muchísimas gracias, Bárbara. Si no fuera por tí, probablemente no me hubiera aacercado nunca a todos estos pintores.

  2. The life of Hans Hartung is/was a very interesting story… 🙂

    I used to have a copy of one of Hans Hartung paintings – but when my son leave home for start his own home he ask for the painting because he loved it… 😉

    • Su vida, ciertamente, parece una novela…
      Sus pinturas tienen una fuerza tremenda sobre todo sus manchas negras; mi hijo ha visto siempre, en casa, ese tipo de pintura y le encanta.
      Gracias por tus comentarios que aprecio mucho.

  3. Conocía poco de Hartung y gracias a ti me ha picado la curiosidad y he estado buscando información. Por ahí me encontrado una foto de él pintando, ya mayor y en su silla de ruedas, que me ha parecido absolutamente maravillosa por todo lo que implica de pasión, tesón, continua experimentación y libertad. Os dejo el enlace (espero que no lo bloquee WordPress):

    http://bit.ly/XjNqwv

  4. La serie negra tiene que ver mucho con la obra de Hartung, en cuanto al gestualismo y el cuadro que tienes es el resultado de una revisión que hice hace unos pocos años.Hartung es una fuente de inspiración continua; Cuando empecé a pintar lo que hacía era expresionismo abstracto, ya ves se cierra el círculo. Me encanta la foto, gracias Aüre. Un beso a Dulcinoa aunque esté durmiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s